salmón marinado

salmón marinado estilo sueco

A la plancha, ahumado, en la barbacoa, al horno, con soja… me encanta el salmón de mil maneras, pero hay un restaurante en Jaca (Huesca) que nos encanta… Casa Fau. La Cocina es muy pequeña y desde que descubrimos mi celiaquía, ya no podemos ir porque no nos pueden garantizar que no haya trazas… una pena porque mi plato favorito es el salmón marinado que preparan allí. La dueña es sueca y está para morirse de rico…

 

Por eso, yo ni corta ni perezosa, me puse a practicar recetas de salmón marinado estilo sueco, hasta encontrar la que me recordara al sabor de Casa Fau. Y creo que he dado con ella. Me encanta porque es súper fácil de hacer, lo único son los tiempos: hay que congelar el salmón fresco 72 horas para evitar anisakis y luego marinar entre 48 y 72 horas, según el grosor del trozo del salmón. Yo suelo pedir la cola y con 48 es suficiente. Además, me resulta más fácil de cortar en láminas finitas.

 

ingredientes salmón marinado

 
He visto infinidad de recetas. En muchas de ellas – la mayoría – utilizan eneldo fresco. Pero yo soy un desastre y nunca tengo o no lo encuentro… así que lo hago con eneldo hojas (la especia en seco) y queda fenomenal!
 

En cuanto a la sal que utilizo, compro una sal ecológica cerca de donde solemos veranear en Huelva, cerca de Portugal. Me gusta porque potencia el sabor sin salar; así que usa una buena sal gorda.

 
Imprimir
plato salmón marinado estilo sueco

salmón marinado estilo sueco

Ingredientes

  • 1 kg salmón fresco, en dos mitadas sin espinas y con piel
  • 1 cup sal gorda
  • 1/2 cup azúcar morena integral
  • 2 TBSP eneldo hojas
  • 1 TBSP popurrí pimientas

Elaboración paso a paso

  1. Limpiar el salmón, quitando todas las espinas. Reservar. 


  2. Mezclar la sal gorda, azúcar, eneldo y pimientas en un bol. 


  3. Forrar la base de un tupper o recipiente con papel film. Poner una base de la mezcla de sal y colocar un lomo de salmón. Cubrir con más sal y colocar el otro lomo de salmón. Cubrir con el resto de la mezcla de sal. 


  4. Envolver firmemente los lomos de salmón con el papel film. Colocar peso sobre ello (por ejemplo con un cartón de leche) y dejar en la nevera 48 - 72 horas en función del grosor del salmón. Si es la parte de la cola, 48 horas es suficiente. 


  5. Pasado el tiempo de marinado, limpiamos el salmón con una toalla de papel de cocina, nunca con agua. 


  6. Se puede cortar en finas láminas, en cuadraditos... se puede envolver y guardar en la nevera hasta 7 días o podemos volver a congelarlo. 


En casa nos encanta en láminas, sobre un pan sin gluten rico. Para ello, le hago una salsa con mayonesa, un poquito de mostaza y eneldo – cuidado que tanto la mayonesa y la mostaza sean sin gluten.

 

salmón marinado y pan de queso

 
También nos gusta mucho en cuadraditos, en una especie de falso ceviche: en un aro, cubro el fondo con salmón y hago una ensalada de aguacate y mango (con un poco de aceite, limón y sal), cortado en trocitos muy pequeños. Nos encanta con tabasco o salsa Valentina y acompañado de unos buenos totopos o Doritos sin gluten.
 

Se puede añadir a ensaladas, hacer huevos rellenos con salmón, tomar con un poco de pan con huevo duro y mayonesa, hay tantas posibilidades y el otro día lo tomamos con pan de queso, un tándem perfecto!

 

salmón con huevo duro y mayonesa sin gluten

 
¿Cómo tomas el salmón marinado en casa? ¿Tienes alguna receta especial? ¡Anímate a compartirla!
 

Suscríbete para recibir mi planning de cenas para 4 semanas!


 

 

 

muesli casero sin gluten

muesli casero sin gluten

Las bolsas de cereales en casa vuelan… ¡no duran ni dos días! Y tampoco es que los cereales tipo muesli o granola sean muy baratos. Ni sanos. A veces llevan todo tipo de aceites y azúcares que no necesitamos tomar. Así que hace ya un tiempo, me puse a probar recetas y comencé a hacer un muesli casero sin gluten. Es muy sencillo de hacer y lo mejor de esta receta es que puedes adaptarlo a tus gustos y preferencias.

 

Empezaré por recordarte que la avena debe ser sin gluten. Es difícil de conseguir pero no imposible! Esta es la avena que suelo comprar yo y lo bueno es que te lo traen a casa (enlace patrocinado). Tenemos más opciones, comprando mayor cantidad, nos sale más barato el kilo como la marca Bauck Hoff, aunque esta marca no la he probado, seguro que el muesli queda fenomenal.

 

ingredientes necesarios para musesli sin gluten

 

Vamos a necesitar un aceite; yo utilizo aceite de oliva suave (el del tapón rojo), pero puedes usar aceite de coco o cualquiera que estés acostumbrado a utilizar. También vamos a necesitar un edulcorante; yo suelo usar miel o un buen sirope de arce. Para darle sabor, vamos a usar especias; nos encanta con canela, con una buena canela. También se puede añadir nuez moscada (sólo un poco), clavo…

 

Además llevará frutos secos y frutas deshidratadas. Podemos elegir a nuestro gusto y si la cantidad nos parece poca (o mucha), lo ajustamos a los gustos de cada casa. En esta ocasión he utilizado nueces, anacardos y semillas de calabaza aunque se puede utilizar almendras (crudas) o semillas de girasol. Como frutas deshidratadas, las que quieras: coco, plátano, pasas, ciruelas…

 

Ah! y un truco final riquísimo: cuando se enfríe por completo, podemos añadir 1 cup de trocitos de chocolate y quedarán estupendos!

 
Imprimir
muesli casero

Muesli casero sin gluten

Plato Breakfast
Raciones 12

Ingredientes

  • 500 gramos copos de avena ojo que sean sin gluten!
  • 1/2 cup aceite de oliva tapón rojo
  • 1/2 cup miel
  • 1 tsp esencia de vainilla
  • 1 tsp sal
  • 1 TBSP azúcar moreno
  • 2 TBSP canela molida
  • 1/4 cup semillas de lino
  • 1/2 cup nueces en trocitos
  • 1/2 cup anacardos crudos
  • 1/4 cup semillas de calabaza
  • 1/2 cup arándanos deshidratados
  • 1/2 cup albaricoques deshidratados

Elaboración paso a paso

  1. Encendemos el horno a 150º con aire arriba y abajo. Forramos la bandeja de horno con un papel de hornear. 


  2. Mezclamos el aceite de oliva con la miel, la esencia de vainilla y la sal. Reservar.


  3. En un cuenco grande, echamos los copos de avena sin gluten, el azúcar moreno, las semillas de lino y la canela molida (así como si queremos echar alguna otra especie).  Mezclamos bien. 


  4. Añadimos los frutos secos y las frutas deshidratadas y mezclamos. 


  5. Por último, echamos la mezcla de aceite de oliva con la miel por encima de los copos de avena. Ahora debemos incorporarlo bien y mezclar hasta que veamos que todos los copos están impregnados y no se ven copos secos sueltos. 


  6. Horneamos durante unos 20 minutos, con mucha precaución de que los frutos secos y las frutas deshidratadas no se quemen o sino, dará un sabor amargo. 


  7. Sacamos del horno y dejamos que se enfríe por completo antes de retirar el muesli de la bandeja del horno. Mínimo lo debemos dejar enfriar 1 hora. 


  8. Una vez que se ha enfriado, lo podemos guardar en un bote de cristal. Está riquísimo con leche, con un yogur o con fruta. 


 
Aprovecho para recordarte que las medidas de cups, teaspoons y tablespoons son muy utilizadas en la repostería americana. Si no tienes estos medidores, puedes sustituir por una taza de café con leche, cucharadita de café y cucharada. Aunque te recomiendo hacerte con un juego de medidores como estos que son de plástico o estos que son de aluminio. Son muy económicos y para la elaboración de algunas recetas es fundamental la precisión de las medidas (enlaces patrocinados).
 

muesli sin gluten fácil y rico

 
Como veis es muy fácil de preparar y sale una cantidad muy aceptable. En nuestra casa, ¡suele durar una semana! Si tienes cualquier duda en la elaboración de esta receta, no dudes en contactarme y haré todo lo posible por ayudarte.
 

Muchas gracias!

Suscríbete para recibir las mejores recetas sin gluten!


 

 

ideas para que tus hijos coman verdura

Ideas y trucos para que tus hijos coman más verdura

Mis hijos comían bastante bien… pero después del caos que supone a veces el verano, los cambios horarios, los días de mimo de las abuelas…. estamos intentando volver a la rutina y no consigo que coman fruta y verdura como hace unos meses. Así que desde hace unos semanas, me he convertido en medio experta en introducir verdura en comidas que comen muy bien y en las que no sospechan que hay verdura “escondida”.

 
  • Salsa boloñesa: en el rehogado, utilizo una bolsa de verduras de Mercadona que contiene puerro, pimientos rojo, verde y calabacín y a veces añado zanahoria rallada. Lo corto en trozos pequeños y con la carne y la salsa de tomate, lo comen sin problema.
     
  • Quiche: además de añadir espinacas, que se ven (y que mis hijos comen bastante bien), pelo y rallo un calabacín pequeño y lo añado al rehogado con beicon. No se dan ni cuenta! En la foto, el último quiche que hice con mi hijo Jaime, llevaba espinacas, cebolla y beicon.

quiche con verduras

 
  • Espaguetis de calabacín: ¿Los habéis probado? Hace poco compré un maravilloso utensilio para hacer espirales de calabacín. Por las noches, en lugar de pasta, tomamos estos “espaguetis” con tomate frito. Un truco, yo suelo pelar los calabacines para que no vean el borde verde, así ni saben que no son espaguetis de verdad… Puedes encontrar un cortador de verduras en espiral aquí (enlace patrocinado).
     
  • Helados y mermeladas naturales y con poco azúcar. Cuando lo cocinamos juntos, lo comen con mucha mayor facilidad y como todos los ingredientes son naturales y con cantidades bajas de azúcar, yo estoy tranquila.
     
  • Otra forma excelente de “esconder” verduras es el Dip de Alcachofas y ParmesanoEs muy fácil de hacer y los ingredientes son sencillos… es la típica receta que a todo el mundo le encanta y que por dentro, te ríes de lo fácil que es de hacer.

receta dip alcachofas y parmesano

  • Aprovecho cuando hago lentejas para triturar el rehogado en el que pongo: cebolla, puerro, pimiento rojo, tomate y calabaza.
     
  • El Dip Mexicano es otro de mis favoritos: a los niños les encanta y en la carne añado bastante cebolla, así como el tomate en cuadraditos y el guacamole. Ellos con tal de comer Doritos, ¡lo devoran!

dio mexicano receta fun time!

 
  • Ensalada de arroz o de pasta: Cada vez mis ensaladas tienen menos pasta o arroz y más verduras: aguacate en trocitos, palmitos, remolacha en tiras, zanahoria rallada, … Si le pongo beicon o pollo en tiras, ¡les encanta!
     
  • Un truco infalible, aunque no siempre posible, es cocinar juntos: si los niños han participado en la elaboración del plato, siempre están más abiertos a probar nuevos sabores.
     

Con esto no quiero decir que mis hijos no coman verduras o que esta sea la única forma de comerlas. Cada semana intento introducir algo nuevo: revuelto de setas o ensalada de zanahoria o crema de tomates asados o una fruta nueva de postre. Creo que esta es la única  forma de que se acostumbren a comer de todo, aunque no siempre les guste…

 

muchas verduras fun time! blog

Durante la semana, he estado investigando en internet y a continuación os dejo algunas ideas, que sin haberlas probado aún, tienen muy buena pinta y creo que puede ser otra forma de introducir más verdura en el menú de mis hijos:

 

Macarrones con queso y verduras escondidas (receta en inglés)

 

Calabacines rellenos de pequerecetas.com ¡Menuda pinta tienen!

 

Esta receta de webosfritos.es de paté de berenjenas… igual consigue que comamos más berenjena… incluso yo!!!

 

Por favor, decidme que a vosotras os pasa lo mismo… y ¿qué trucos me podéis recomendar?  Empiezo el curso 2017 – 2018 con el firme propósito de que todos comamos al menos 5 raciones de fruta y verdura al día y me vendrían fenomenal unos consejos que seguro que tenéis mucho que compartir!

 

Gracias!

¿Te han gustado estas ideas?

¿Quieres recibir nuestro post semanal?