Abril 2017 archivo

tengo invitados

Socorro… tengo invitados!

 

¿Os gusta celebrar cenas, fiestas, meriendas o un desayuno en casa? ¡A nosotros nos encanta! En casa, nos gusta intentar ser buenos anfitriones… claro que cada uno se fija en algo completamente diferente. Mi marido se centra en el jardín, o si es invierno, la chimenea, tener un buen vino… Mis hijos me ayudan mucho con la decoración de la mesa y los postres… Yo me suelo ocupar de la elaboración del menú y claro, me gusta que la casa esté bien recogida y una mesa bonita, decorada con velas y si es posible con algo DIY, mucho mejor: un centro de mesa o unas tarjeteros con el nombre de cada invitado, un menú impreso…

En inglés tenemos una expresión que dice “hostess with the mostess” que viene a decir algo así como querer ser el perfecto anfitrión y que todo el mundo se sienta a gusto; aunque se suele usar de forma un poco jactanciosa, cuando alguien organiza buenas fiestas… No es que yo me crea una gran anfitriona (aunque lo intento!), pero lo que sí he aprendido y hoy quiero compartir contigo, son algunos trucos o ideas para disfrutar con los preparativos de tu celebración y que no te agobies en el último momento.

Estos son algunos consejos o ideas que a mi me funcionan:

1. Elige el menú con antelación y haz la compra 2 -3 días antes del evento. Ten en cuenta cualquier tipo de alergia alimentaria y el tipo de comensales; por ejemplo si hay niños, igual te interesa hacer dos menús: uno de adultos y otro para los más pequeños. ¡No te olvides de las bebidas ni del postre!

Aquí os dejo un par de imprimibles para hacer la compra (y para organizar las cenas de la semana… si eres muy fan de los plannings, no te pierdas mi post Loca por el Planning!)

imprimible lista compra

planner menú semanal - imprimible

2. ¡Adelanta todo lo que puedas! Si puedes cocinar algo y congelarlo, aunque sea el postre, mucho mejor. Si puedes dejar hecho el sofrito, cortada la fruta… lo que sea que puedas adelantar, mejor que mejor. Por ejemplo algunos postres se pueden hacer unos días antes y congelarlo (la tarta de zanahoria, el brownie de limón), otros se pueden cocinar el día anterior (el arroz con leche, un flan, una tarta de queso tipo cheesecake).

A veces ideas tan simples para adelantar como dejar hecho el aliño para una ensalada en un tarro de cristal con tapa. Unos segundos antes, se agita y se echa por encima de la ensalada.

planificar un evento

3. Busca un menú que no te haga estar hasta el último minuto en la cocina. A mi personalmente me agobia mucho que lleguen los invitados y tener que estar en la cocina preparando una salsa o haciendo unos filetes… Cuando son comidas, suelo optar por opciones que son el horno, así sólo lo tengo que hornear y sentarnos a la mesa.

En este sentido, la comida mexicana me soluciona mucho: unas enchiladas o unos tacos que se puede dejar todo hecho un par de horas antes… además, suele ser un buen tema de conversación porque no todo el mundo está acostumbrado a comerlo. Con buen tiempo, la barbacoa o los arroces en paella son una buena alternativa. Aquí tienes mi receta de Guacamole, con el que seguro que triunfarás!

Aunque podría parecer obvio, no te recomiendo probar recetas nuevas con invitados. Creo que añade estrés a la situación así que yo soy partidaria de practicar primero en familia y cuando le tengas cogido el punto a la receta, entonces disfrútalo con invitados.

4. Si quieres una decoración especial en la mesa, hazlo lo primero; incluso el día anterior. Así, ya lo tienes hecho y ¡puedes centrarte en la comida! Además, hay ideas muy bonitas para hacer con niños como tarjeteros con los nombres de los comensales o centros de mesa con piñas o flores…

En el tablero de Pinterest “Party Inspiration /// Inspiración para fiestas”  tienes muchísimas ideas sencillas y originales para decorar la mesa o darle un toque especial a tu evento. Las que os presento aquí son además, con materiales reciclados:

inspiración centros de mesa

5. No te olvides de ¡pedir ayuda! Los niños pueden preparar las bebidas, sacar un aperitivo o tomar nota de los cafés. A mis hijos les encanta ayudar a poner la mesa, hacer los cafés de cápsula o preparar una bandeja de chocolates y galletitas…

No siempre es posible, pero a veces los invitados son de confianza y nos preguntan si pueden ayudar… si te ves estresada o hay muchos invitados, puedes dejarte ayudar con unos aperitivos o el postre. Y ya si hay mucha confianza, podéis seguir la idea de mi madre de la fiesta de “traje”: “yo traje una bandeja de quesos”, “yo traje una ensalada”, “yo traje el vino”…

Y tú, ¿cómo te organizas cuando vienen invitados? ¿Tienes algún truco que quieras compartir? Estoy deseando oír vuestras ideas!

consejos para organizar eventos sin estrés ​ Have fun and let’s party!!!

 

purpurina casera

Purpurina casera comestible

Si, purpurina casera y comestible. Al menos eso es lo que promete la receta. Encontré esta receta hace ya algún tiempo en Pinterest, pero no me había animado a probarlo así que hoy vamos a probar. ¿Será un éxito o un fracaso? ¿Funcionará la receta? ¿Nos quedará como en las fotos? Aquí está el link a la receta de Two Sisters Crafting en la que me he basado para este experimento.

Qué es lo que necesitamos para hacer purpurina casera:

Azúcar blanco

Colorante alimentario – yo he utilizado los de gel de la marca Dr. Oetker

Además, necesitaremos calentar el horno a 120º (arriba y abajo), unas bolsas de plástico, papel de aluminio y un colador. ¡Parece muy sencillo! Vamos a ver qué tal sale:

Primero echamos un poco de azúcar en cada bolsa (aproximadamente una taza de café con leche) y unas gotas de colorante. Sacamos el aire a la bolsa y atamos un nudo. Ahora es importante mezclar muy bien (como veréis en los resultados, el color azul ha sido el primero que he hecho y no lo había mezclado tan bien como los demás, por eso se ven gotas de colorante y parece que brilla menos).

En la bandeja del horno colocamos dos papeles de aluminio a modo de bandeja, para que cada uno tenga un color de azúcar diferente (ver la foto más abajo). Horneamos 4 minutos. Deberíamos ver el azúcar más seco y con algo de brillo. Si no hay signos de que se esté derritiendo el azúcar, lo metemos otros 2 minutos. Volvemos a comprobar. En mi caso, lo volví a meter 2 veces más en intervalos de 1 minuto, en total 8 minutos.

purpurina comestible Dejamos que se enfríe el azúcar y luego lo pasamos por un colador.

cómo hacer purpurina comestible

​​De repente, ¡parece que brilla más! ¡Nos ha salido! ¡Hemos conseguido hacer purpurina casera comestible! ha sido muy fácil, hemos tardado muy poco y además, ¡es sin gluten!

purpurina comestible sin gluten

A continuación, os dejo algunas ideas que podéis hacer para usar la purpurina casera en la decoración de dulces. Espero poder actualizar esta entrada muy pronto con algunas creaciones propias, pero por el momento, os dejo con algunas ideas que quizás os sirvan de inspiración:

ideas para hacer con purpurina casera comestible

En la primera imagen vemos una idea para decorar cakepops con purpurina comestible así como con sprinkes, etc. En La Shoppinista podemos encontrar un tutorial sobre cómo hacerlas.

En la siguiente foto tenemos una idea sencillísima: decorar galletas oreo con purpurina comestible. Tan sólo tenemos que derretir un poco de chocolate (en la foto chocolate blanco con un poco de colorante alimentario rojo) y espolvorear la purpurina encima. Esta foto es de The Melrose Family.

En la última imagen vemos unas galletas decoradas de Wilton (os dejo el enlace al tutorial) y decoradas con purpurina casera comestible.

Pero también podemos decorar unas fresas con chocolate y purpurina o en una tarta de cumpleaños… me imagino la tarta de fútbol de mi hijo con un césped de purpurina verde o mi hija, como ya es más mayor quizás solamente quiera el número que cumple en un discreto color azul… ¿Cómo lo usarías? Comparte tus ideas y si te animas a subir una foto, ¡genial!

Have fun and try this edible glitter recipe!