sin gluten

Consejos para comer sin gluten… y no morir de tristeza

Hola! Hoy quería hablaros de cómo fue mi transición de vida “normal” a vida sin gluten, a comer sin gluten. Hace relativamente poco descubrí que era celiaca y que debía decirle bye-bye al gluten. Para mí, gluten no significaba más que pan en ese momento y eso me aterrorizaba. ¿Qué iba a desayunar? ¡Con lo que me gusta el pan con mantequilla! Pero cuando empecé a darme cuenta de que no sólo era pan, sino que también afectaba a muchas otras de mis “recetas” es cuando de verdad empecé a temblar.

Es verdad que el cambio a una vida sin gluten ha sido más sencillo de lo que en ese primer momento me esperaba, únicamente y exclusivamente porque me encuentro muchísimo mejor que cuando comía gluten. Pero hubo algunos momentos duros y mucho probar en la cocina y quería compartir con vosotros algunos trucos o ideas que me han ayudado a que esa transición fuera más sencilla y mucho menos triste:

1 – Alimentos naturalmente sin gluten

Busca alimentos que sean naturalmente sin gluten. Parece obvio pero en lugar de ir corriendo a comprar pasta o pan sin gluten, ¿por qué no probar nuevos tipos de arroces? A mi personalmente me han encantado los de ensalada y el arroz basmati. Para alegrar mi arroz de vez en cuando hago este pequeño truco:

sin gluten arroz

En una sartén caliento mantequilla (puede también ser aceite de oliva si quieres una opción más sana). Troceo almendras crudas, semillas de calabaza, pasas, arándanos, albaricoques… y los doro un poco en la mantequilla. Hay que hacerlo con cuidado y bajito para que no se quemen. Lo echas por encima del arroz y ya parece que tienes un plato más elaborado (y riquísimo!).

2 – Prueba nuevos sabores

Prueba nuevos sabores: por ejemplo la batata. Corta unas patatas y una batata en cuadraditos y con un chorrito de aceite oliva virgen, sal y pimienta al horno. Tienes un acompañamiento perfecto.

Aún estoy intentando encontrarle el punto a la quinoa… si tenéis alguna receta buena, por favor compartid!

3 – El picoteo

Ten a mano algo que puedas picotear. Los primeros días te entra hambre y a la vez la duda… esto lo puedo comer? Ya no puedes abrir el cajón y tomar lo que quieras, primero debes comprobar que no contenga gluten ni trazas.. Algunas ideas son yogures (sin cereales o muesli), un trocito de chocolate negro, frutos secos, algunas tortas de arroz o maíz (aunque parece ser que no son muy sanos, a mí me han sacado de más de un apuro)….Y para esas ocasiones en las que necesitas un dulce rápido, una cookie sin gluten en taza, se hace en el micro en tan sólo 2 minutos!

Cookie in a mug

4 – Postres sencillos sin harina

Los primeros postres que hice cuando empecé la vida sin gluten (esto no es una dieta, es un estilo de vida porque la dieta te la puedes saltar, pero cuando eres celíaco, no te puedes permitir ese lujo!) fueron sin gluten naturalmente: un flan, unas natillas, arroz con leche, helado casero de moras. Para hacer un helado casero de moras, solamente tienes que lavar las moras (350grs) y las metes al congelador. Una vez estén congeladas, las trituras (necesitas una buena batidora) con yogur griego (3 o 4 yogures, según lo intenso que lo quieras) y azúcar. Otra vez al congelador y listo. También se puede hacer con fresas y queda riquísimo!

moras silvestres

5 – Postres con harina sin gluten

Una vez que me animé a probar postres sin gluten, me dí cuenta que aquellos que llevan poca harina, toleran mejor el cambio a una harina sin gluten. Como por ejemplo el Brownie de Limón!

O si es un dulce que lleva fruta o verdura como un pan de plátano o una tarta de zanahoria queda muy bien sustituyendo la harina normal por una buena harina sin gluten. Aquí ya véis algunas recetas que pronto estarán en el blog!

6 – El pan

Algo de pan necesitas. Para el desayuno ya me he acostumbrado a tostadas sin gluten pero para un picoteo, necesito algo más rico y por eso me encanta la receta de Pao de Queijo, es muy fácil de hacer y a todo el mundo le gusta, así que no tienes que tener un pan para la gente “normal” y otro para los celíacos.

Pao de queijo o pan de queso

**Update: recientemente he descubierto el pan de Leon The Baker… es otra historia! Bueno, es que sabe a pan de verdad!!! Con semillas, de trigo sarraceno, de masa madre, de mijo… UNA MARAVILLA!!! Gracias por alegrarme la vida!

7 – La Comida Mexicana

Ha sido mi salvación! Siempre me ha gustado, pero es tan fácil hacer tacos, nachos, enchiladas con tortillas de maíz (ojo que algunas llevan mezcla con harina de trigo!). Estas son mis dos marcas favoritas: Azteca. Se venden en supermercados en la parte de refrigerados La Reina de las Tortillas. Es una tienda pequeña en Madrid pero tienen reparto o si eres miembro de Costco, las puedes adquirir allí. (No conoces Costco??? Eso ya es para otra entrada al blog!).

Prometo pronto incluir recetas mexicanas y sin picante! Por el momento, os dejo mi receta de GUACAMOLE. No podía hablar de la comida mexicana sin dejaros alguna receta, así que os dejo la de guacamole (en una entrada aparte) que es sencilla. Pero si aún no te atreves a cocinar comida mexicana y estás por Madrid, tengo que recomendarte La Central Mexicana. La comida es buenísima y los margaritas tampoco llevan gluten…

margaritas

Espero que estas ideas os sirvan de ayuda!

Have fun and Eat Gluten Free!

 

¡Compártelo!

Deja tu comentario

Tu correo electónico no será publicado. Los campos obligatorios estan marcados con un *